Tradiciones De Gales, Costumbres, Cultura, Fiestas Y Gastronomía

826

Las tradiciones de Gales y su sentido de identidad, ha perdurado a pesar de las invasiones, la absorción en Gran Bretaña, la inmigración masiva y, más recientemente, la llegada de residentes no galeses. Los británicos, una tribu celta que se asentó por primera vez en la zona que ahora es Gales, ya habían comenzado a identificarse como una cultura distinta en el siglo VI d.C.

El idioma ha desempeñado un papel importante en la contribución al sentimiento de unidad que sienten los galeses; más que las otras lenguas celtas, el galés ha mantenido un número significativo de hablantes. Durante el siglo XVIII se produjo un renacimiento literario y cultural de la lengua que contribuyó a consolidar la identidad nacional y a crear orgullo étnico entre los galeses.

En el centro de la cultura galesa se encuentra la tradición secular de poesía y música que ha contribuido a mantener viva la lengua galesa. Los intelectuales galeses de los siglos XVIII y XIX escribieron extensamente sobre el tema de la cultura galesa, promoviendo el idioma como la clave para preservar la identidad nacional.

La literatura, la poesía y la música galesas florecieron en el siglo XIX a medida que aumentaban las tasas de alfabetización y la disponibilidad de material impreso. Se grabaron cuentos que tradicionalmente se habían transmitido oralmente, tanto en galés como en inglés, y surgió una nueva generación de escritores galeses.

Costumbres tradicionales y manifestaciones culturales de Gales

Las diferentes etnias y tribus que se asentaron en el antiguo País de Gales se fusionaron gradualmente, política y culturalmente, para defender su territorio primero de los romanos y luego de los invasores anglosajones y normandos. El sentido de identidad nacional se formó a lo largo de los siglos a medida que el pueblo de Gales luchaba para no ser absorbido por las culturas vecinas o en otros países como Haití donde las etnias son muy marcadas.

La herencia de un origen celta común fue un factor clave en la formación de la identidad galesa y en la unión de los reinos en guerra. Aislados de otras culturas celtas del norte en Gran Bretaña e Irlanda, las tribus galesas se unieron contra sus enemigos no celtas. El desarrollo y el uso continuado del galés también han desempeñado un papel importante en el mantenimiento y el fortalecimiento de la identidad nacional. La tradición de transmitir poesía y cuentos oralmente y la importancia de la música en la vida cotidiana.

La vida era esencial para la supervivencia de la cultura. Con la llegada de la edición de libros y el aumento de la alfabetización, la lengua y la cultura galesas pudieron seguir floreciendo, a lo largo del siglo XIX y hasta el siglo XX, a pesar de los dramáticos cambios industriales y sociales en Gran Bretaña. El renacimiento del nacionalismo galés en la segunda mitad del siglo XX volvió a poner de relieve el concepto de una identidad galesa única.

Idioma

Hoy en día hay aproximadamente 500.000 galeses y, debido a un renovado interés en la lengua y la cultura, este número podría aumentar. Sin embargo, la mayoría de la población de Gales es de habla inglesa, con el galés como segunda lengua; en el norte y el oeste, muchas personas son galesas y bilingües.

El inglés sigue siendo el idioma principal de uso cotidiano, y tanto el galés como el inglés aparecen en los carteles. En algunas áreas, el galés se utiliza exclusivamente y el número de publicaciones en galés está aumentando. El galés, o Cymraeg, es una lengua celta perteneciente al grupo bretón compuesto por el bretón, el galés y el extinto córnico.

Religión

La religión ha desempeñado un papel importante en la formación de la cultura galesa. El protestantismo, es decir, el anglicanismo, comenzó a reunir más apoyo después de que Enrique VIII rompiera con la Iglesia Católica Romana. En la víspera de la Guerra Civil inglesa de 1642, el puritanismo, practicado por Oliver Cromwell y sus partidarios, estaba muy extendido en los condados fronterizos de Gales y en Pembrokeshire.

Los monárquicos galeses, que apoyaban al rey y al anglicanismo, fueron despojados de sus propiedades, lo que generó mucho resentimiento entre los galeses no puritanos. En 1650 se aprobó la Ley de Propagación del Evangelio en Gales, que se hizo cargo de la vida política y religiosa. Durante el período conocido como el Interregnum, cuando Cromwell estaba en el poder, se formaron varias congregaciones protestantes no anglicanas, o disidentes, que iban a tener una influencia significativa en la vida moderna de los galeses.

Los más radicales desde el punto de vista religioso y social fueron los cuáqueros, que tenían un gran número de seguidores en Montgomeryshire y Merioneth, y que finalmente extendieron su influencia a zonas como los condados fronterizos anglicanos y las zonas de habla galesa en el norte y el oeste. Los cuáqueros, a quienes las otras iglesias disidentes y la Iglesia Anglicana no les gustaban mucho, fueron severamente reprimidos, con el resultado de que un gran número se vio forzado a emigrar a las colonias americanas.

Rituales y Lugares Santos

La Catedral de San David, en Pembrokeshire, es el lugar santo nacional más importante. David, el santo patrón de Gales, fue un cruzado religioso que llegó a Gales en el siglo VI para difundir el cristianismo y convertir a las tribus galesas. Murió en el año 589 el 1 de marzo, que ahora se celebra como el Día de San David, un día festivo nacional. Sus restos están enterrados en la catedral.

Durante el siglo XIX, los intelectuales galeses comenzaron a promover la cultura y las tradiciones nacionales, iniciando un renacimiento de la cultura popular galesa. A lo largo del siglo pasado, estas celebraciones se han convertido en grandes acontecimientos y Gales cuenta actualmente con varios festivales musicales y literarios de importancia internacional.

Gastronomía

La importancia de la agricultura para la economía galesa, así como la disponibilidad de productos locales, ha creado altos estándares alimentarios y una dieta nacional basada en alimentos frescos y naturales. En las zonas costeras, la pesca y los mariscos son importantes tanto para la economía como para la gastronomía local. El tipo de alimentos disponibles en Gales es similar al que se encuentra en el resto del Reino Unido e incluye una variedad de alimentos de otras culturas y naciones.

Comidas

Entre los platos tradicionales galeses especiales se incluyen el pan de lavanda, un plato de algas marinas; el crawl, un rico caldo; el bara brith, un pastel tradicional; y el pice ar y maen, pasteles galeses. Los platos tradicionales se sirven en ocasiones y días festivos especiales. Los mercados y ferias locales suelen ofrecer productos regionales y productos de panadería. Gales es particularmente conocido por sus quesos y carnes. El conejo galés, también llamado rarebit galés, un plato de queso derretido mezclado con cerveza, leche y especias servido sobre tostadas, ha sido popular desde principios del siglo XVIII.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here